El tiempo ¿amigo o enemigo?

Aún no tengo una respuesta, para muchos es un enemigo que lentamente nos va quitando todo y nunca nos devuelve nada. Con su paso, todo comienza a volverse gris; los demás colores dejan de existir.

Para otros es un amigo. Gracias a su paso aprendemos, nos volvemos mejores y lo malo se difumina.

Prefiero pensar en él como mi amigo.